Buscar
Búsqueda avanzada
  8. LA POESÍA MODERNISTA DEL SIGLO XX (HASTA LOS AÑOS TREINTA)    
 
    Índice de contenidos
    Temas relacionados
    Enmarque del tema
    Complementos
    Material multimedia
      Imágenes
      Videos
      Animaciones
 
    Léxico
    Artículos de ampliación
    Aportaciones externas
    Notas eruditas
    Orientaciones y debate
    Bibliografía
  Versión para imprimir Escuchar artículo Metadata Patrocinadores Aumentar letra Disminuir letra  


Predecesores del modernismo

DOMINGO RIVERO (Arucas, Gran Canaria, 1852 – Las Palmas de Gran Canaria, 1929) Gran precursor de la nueva poesía que hubo de desarrollarse en Canarias, Domingo Rivero es conocido como “poeta del cuerpo” gracias a su célebre soneto Yo, a mi cuerpo, publicado en la revista La Pluma de Madrid. Siendo muy joven viaja por Europa, marcándole especialmente su estancia en Inglaterra. De regreso a Gran Canaria definitivamente en 1881, forma parte del Gabinete Literario y es elegido secretario del Ateneo. En 1889 publica Las dos alas e irán apareciendo otras publicaciones hasta que en 1924 se jubila y presta mayor atención a su actividad creativa. En vida publicó en diversas revistas de Canarias, Península y la Habana, pero no fueron recogidos sus poemas en formato libro. Tío abuelo de Tomás Morales, ejerció gran influencia en los poetas del modernismo atlántico.

Domingo Rivero

Audio: Yo, a mi cuerpo – Domingo Rivero

LUIS DORESTE (Las Palmas de Gran Canaria, 1882 - 1971) Colaboró en diversas revistas de Canarias, Madrid y extranjeras como las francesas Nouvelle Rèvue y Amèrique Latine. Fue secretario de León y Castillo, embajador español en Francia y a su regreso a Gran Canaria continuó su actividad artística. Su posicionamiento tras la Guerra Civil Española en el bando franquista se vio reflejado en su obra. Entre otros títulos, Las moradas de amor (1915), Hosanna en el mar (1937) y Ansite llama (1968).

JULIÁN TORÓN (Telde, Gran Canaria, 1875 - 1947) Fue el fundador de la sociedad El Recreo, que protagonizó la agenda cultural de aquellos tiempos en la capital grancanaria. La actividad de Julián, hermano de Saulo Torón, benefició el desarrollo de encuentros culturales que culminaron en el Teatro Galdós de Las Palmas con los Juegos Florales a los que asistió Unamuno. Aunque no publicó ningún libro en vida, dio a conocer en numerosas revistas y periódicos poemas como Una visión, Al siglo XX, Sin rumbo o La casita blanca.

  2/5