Buscar
Búsqueda avanzada
  COMARCA DE ACENTEJO    
 
    Índice de contenidos
    Temas relacionados
    Enmarque del tema
    Complementos
    Material multimedia
      Imágenes
      Videos
      Animaciones
 
    Léxico
    Artículos de ampliación
    Aportaciones externas
    Notas eruditas
    Orientaciones y debate
    Bibliografía
  >> Medio Natural Versión para imprimir Escuchar artículo Metadata Patrocinadores Aumentar letra Disminuir letra  


Naturaleza

  La Vinagrera es uno de los arbustos de costa que aparecen en el litoral de la comarca. (CEDER)

En la Comarca de Acentejo existen varios pisos de vegetación, determinados por la influencia del clima en la zona. Desde el mar hasta una cota de 300 metros se localizan las formaciones xerófilas: tabaibas, cardones y diversos géneros de euphorbias, vinagreras, etc. En esta zona es donde se han instalado los cultivos de regadíos y los asentamientos poblacionales más importantes, habiendo sido desplazadas las formaciones propias del lugar a los abruptos acantilados. A partir de esta cota, encontramos el fayal-brezal, con especies de fayas, brezos, terviscos y zarzas. También se localizan algunas especies lauráceas como laureles, marmolanes y acebiños, reducto de lo que antiguamente fue un bosque de laurisilva. Estos antiguos bosques fueron talados en la mayor parte de la Comarca, destinándose su madera a la construcción de viviendas y canales, a la obtención de horquetas para la viña, carbón para los hogares, etc. Además, se hallan presentes ejemplares de pino canario. Todas estas especies arbóreas están acompañadas por una serie de plantas de porte menor, como tomillos, orégano, ortigón de los montes, corazoncillos, etc.

  Bosque de Laurisilva de Agua García, en la parte alta de Tacoronte. (CEDER)

La Comarca, al igual que el conjunto de la Isla, cuenta con una gran parte de su territorio protegido por la Red de Espacios Naturales, entre los que podemos destacar la Reserva Natural Especial de Las Palomas, el Paisaje Protegido de Las Lagunetas y el Paisaje Protegido de la Costa de Acentejo.

La Reserva Natural Especial de Las Palomas comprende una zona de ladera de carácter forestal que abarca unas 584 ha, ubicada dentro del Paisaje Protegido de La Lagunetas. Se encuentra situada en los altos de Santa Úrsula y también del municipio contiguo de La Victoria. Está surcada por intrincados barrancos, a veces muy encajados, como el del Pino, Los Madroños y el de Benza. El nombre de la Reserva viene dado por las dos especies de paloma de la laurisilva que allí se encuentran, la paloma rabiche y la turqué.

El Paisaje Protegido de Las Lagunetas consiste en un espacio montañoso de suaves laderas que se encuentran atravesadas por profundos barrancos. Debido a su gran extensión, unas 3.800 ha, incluye a siete municipios en total: la zona alta de los cinco de la Comarca de Acentejo, más algunas partes de los municipios de Candelaria y El Rosario. Las Lagunetas forma parte de la cadena montañosa de Pedro Gil, compleja estructura que atraviesa la Isla en dirección NO-SE.

Para finalizar este recorrido por los Espacios Naturales, en la zona litoral se localiza el Paisaje Protegido de la Costa de Acentejo, que además de todos los municipios de la Comarca, también comprende una pequeña parte del municipio de La Orotava. Este espacio, de 401 ha, constituye un hermoso paisaje formado por la desembocadura de varios barrancos que rompen la línea de los acantilados y se abren al mar.

  3/9