Buscar
Búsqueda avanzada
  MUNICIPIO DE PÁJARA    
 
    Índice de contenidos
    Temas relacionados
    Enmarque del tema
    Complementos
    Material multimedia
      Imágenes
      Videos
      Animaciones
 
    Léxico
    Artículos de ampliación
    Aportaciones externas
    Notas eruditas
    Orientaciones y debate
    Bibliografía
  >> 1 EL PATRIMONIO NATURAL >> MEDIO NATURAL Versión para imprimir Escuchar artículo Metadata Patrocinadores Aumentar letra Disminuir letra  


CLIMA Y AGUA

El clima de Pájara es especialmente soleado pero no difiere en gran medida con el resto de la isla ya que la influencia del mar y la corriente fría de Canarias influyen del mismo modo. Lo mismo ocurre con la orientación y la poca altitud del territorio, pues pese a contar con la mayor altura de la isla, no disponde verdaderos relieves que permitan retener masas de aire húmedo procedente de los Alisios a pesar de que en las cumbres de Jandía se registra más lluvia que en los ámbitos costeros, en donde la sequedad y la irradiación solar es mayor.

- Las temperaturas son suaves durante todo el año, con una media mensual que por lo general no baja los 19ºC y con una oscilación térmica anual que no supera los ocho grados. Los meses más cálidos son los que van de junio a septiembre (en especial agosto) mientras que los más fríos son los de invierno, en donde destacan enero y febrero, cuya media mensual es de aproximadamente 17 grados, aunque siempre depende de la zona en la que se encuentre. Asimismo, la insolación (número de horas de sol) es de 9 horas y media diarias durante los meses de verano y de seis horas en los meses de invierno.

1.13. Playa de Sotavento. La ausencia de precipitaciones y las altas temperaturas evidencian un clima seco. No obstante, la existencia de grandes playas, convierte ese problema en una ventaja para el turismo. (www.imagenesdefuerteventura.com)

- Las precipitaciones también tienen un comportamiento similar al de las temperaturas debido a que tiene lugar una sequía estival, mientras que en invierno es el período del año en donde hay más lluvias. Se puede decir que llueve muy poco (en torno a 150 mm) a lo largo de todo el año. Los meses más lluviosos son diciembre, enero, noviembre y febrero, con unas medias que están entre los 13 y los 15 mm (entre el 70-75% de la lluvia total), aunque dichos registros son más claros en las áreas del interior. Así, aunque la ausencia de lluvias es la nota predominante, es preciso destacar la importancia de la humedad en el macizo de Jandía, en donde, además de registrarse más de 200 mm, tiene lugar durante el verano se suele formar un tímido manto de estratocúmulos o “mar de nubes” que, tras cruzar las cimas, cae hacia los valles de sotavento, desflecándose y desapareciendo.

- Los vientos  son un componente muy común en toda la isla de Fuerteventura, por lo que en Pájara no iba a ser menos, de hecho, para poder comprobar su influencia no hay más que observar la acumulación de arena que contiene el istmo, el cual  ha estado sometido a los vientos dominantes durante largo períodos de tiempo. Así pues, dichos flujos son eminentemente los propios del Alisio, siendo por tanto del I y II cuadrante, esto es del noreste o del norte, debido tanto al anticiclón como a las brisas de valle que proceden del macizo de Jandía. Es preciso destacar que esta intensidad del viento produce un aumento de la evapotranspiración de la plantas, por lo que también favorece la aridez.

Por otra parte, como se sabe, durante el invierno, cuando la influencia del anticiclón de las Azores es menor, tiene lugar un mayor número de invasiones de aire subsahariano que traen polvo en suspensión (calima) procedente del desierto del Sáhara, dando lugar a uno de los tiempos de tiempo característicos. La velocidad media es de 17,3km/h siendo mayor en la costa y en los valles, mientras que los períodos de calma (en donde no se registran vientos) apenas suponen un 4% del total.

- La humedad es moderadamente alta debido a la cercanía con el mar, con valores que nunca bajan del 68% en los meses más cálidos, en donde la insolación es mucho mayor. De igual manera, no suele superar 74% en los meses más fríos. Naturalmente, dicha humedad desciende cuando se aparecen masas de aire continental desde el vecino continente africano.

El agua

Jandía es el lugar donde más se pueden diferenciar los interfluvios y en donde se puede llegar a obtener recursos hídricos. El macizo aparece don dos vertientes bien diferenciadas, la de barlovento, de costa baja y el escarpe que supera los 800 metros, y la de sotavento, en la cual hay numerosos barrancos estrechos y cortos, que partiendo del escarpe se disponen casi de manera radicular, existiendo valles en los interfluvios, los cuales no llegan a alcanzar la costa. Existen varios embalses de poca entidad para retener el agua, aunque de hecho no cuenta con ninguna presa con una capacidad superior a los 40.000 metros cúbicos, por lo que el aprovechamiento que se realiza es gracias a una potabilizadora situada en Morro de Jable. En otras ocasiones, el agua del interior de la tierra se extrae a través de pozos, utilizando para ello molinos de viento con motores de gasoil y en algunos casos pequeñas norias tiradas por animales.

Es preciso mencionar no obstante que también se recoge agua (muy poca) del acuífero de Jandía, el cual es independiente al del resto de Fuerteventura, debido a la presencia de del Istmo de La Pared, en donde el nivel del agua subterránea coincide más o menos con el propio nivel del mar. En cualquier caso, la mayor parte de las reservas de agua se encuentran en el sector suroriental, en donde están las coladas de lava más potentes. Por su parte, en la vertiente noroccidental predominan materiales casi impermeables, en donde escasean los puntos de agua artificiales como los pozos, cada vez con menor cantidad de agua, no solo en Fuerteventura, sino en toda Canarias. Finalmente, de los más de dos mil puntos de agua que hay en Fuerteventura, 371 están en Pájara, de los cuales doscientos están activos dando muy pocos beneficios, ya que no tienen mucho volumen ni capacidad de almacenamiento, por no mencionar los problemas de salinidad existente en muchos puntos de extracción.

  5/16