Buscar
Búsqueda avanzada
  MUNICIPIO DE PUERTO DEL ROSARIO    
 
    Índice de contenidos
    Temas relacionados
    Enmarque del tema
    Complementos
    Material multimedia
      Imágenes
      Videos
      Animaciones
 
    Léxico
    Artículos de ampliación
    Aportaciones externas
    Notas eruditas
    Orientaciones y debate
    Bibliografía

La evolución de la población

Una retrospectiva histórica a los padrones municipales ayudarán a entender mejor esta revolución demográfica que en 1842 había menos de 500 habitantes, y que del total. De esta manera, en el año 1842, el municipio de Puerto del Rosario recibía el nombre de Puerto de Cabras, (ya que era esa era la localidad más importante, en donde existía cierta actividad marítima) tenía 474 habitantes, que se repartían entre el citado pueblo y la localidad de Tetir. Durante estos años, inscritos en un régimen demográfico antiguo (alta mortalidad y natalidad) la población crecía muy lentamente, entre otras cosas porque la demarcación fue variando y cada vez surgían más pueblos dentro de la capital. De esta manera, no fue hasta la segunda década del siglo XX cuando la población superó los 1000 habitantes, casi triplicándose al año siguiente y superando los cinco millares en la década de los 60, cuando muchos habitantes comenzaron a emigrar y otros muchos de pueblos del interior se asentaron en el municipio, que ya por aquel entonces recibía el nombre de Puerto del Rosario. Por aquel entonces la población vivía básicamente de la agricultura y sobre todo, de la ganadería (con especial mención al ganado caprino), por lo que suponían unos sectores de producción que reclamaba mucha población. Sin embargo, en la década de los ochenta, con los primeros signos de vida del turismo y un marcado proceso de autoconstrucción, la población de Puerto del Rosario alcanza los 10.000 habitantes dando lugar a un crecimiento sin precedentes en todo el territorio insular. Esto se explica gracias a las mejoras en las infraestructuras de Fuerteventura, entre las que se destacan las carreteras, el puerto y sobre todo el aeropuerto, existentes en la capital. De igual manera comienzan a implantarse los primeros establecimientos hoteleros que proporcionan trabajo en el sector servicios, por lo que mucha población deja de emigrar a buscar empleo, al mismo tiempo que vienen efectivos poblacionales dispuestos a formar parte de la oferta laboral que proporciona el turismo y sobre todo la construcción. De este modo, en un devenir lógico de los acontecimientos la población crece a un ritmo alto, llegando a los 17.533 habitantes en 1990, al año anterior a la crisis económica y a la 'huida' de empleados de la construcción a sus lugares de origen, hecho que explica el descenso que tuvo lugar en 1991, cuando se registran 1.000 habitantes menos en el padrón. Sin embargo, en los últimos años de la década de los noventa y el principio de los 2.000 tuvo lugar un 'boom' turístico sin parangón en Canarias, que ha afectado particularmente a Fuerteventura y en especial a la ciudad de Puerto del Rosario, la cual incrementó su población a un ritmo de casi 1.000 individuos por año. Hoy viven en Puerto del Rosario unos 35.702.