Inicio El proyecto Guía orientativa Índice global Metadata Promotores y patrocinadores Juegos didácticos
Buscar
Búsqueda avanzada
Canarias
GEOGRAFÍA FÍSICA
NATURALEZA
DEMOGRAFÍA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
LOS GUANCHES
HISTORIA
ARTE
MÚSICA
LITERATURA
EL HABLA EN CANARIAS
COSTUMBRE Y VIDA
PENSAMIENTO Y CIENCIA
GALERÍA DE PERSONAJES
ACTUALIDAD
Islas
Glosario
Material Multimedia
Complementos
Ampliaciones
Léxicos
Datos Estadísticos
 
Ampliaciones


Listado de ampliaciones:
VALORACIONES CRÍTICAS A LA PELÍCULA "OSCAR, UNA PASIÓN SURREALISTA"

Conviene conocer los distintos puntos de vista vertidos en los medios de comunicación, dada la polémica suscitada por este film que narra dos vidas paralelas, la del pintor canario Óscar Domínguez (Joaquim de Almeida), inmerso en el París más bohemio de la primera mitad del siglo XX, y la de Ana (Victoria Abril), ubicada en el Madrid actual, una abogada a quien se le diagnostica una terrible enfermedad que le lleva a volcarse en la búsqueda de un misterioso cuadro que, según los expertos, fue la última creación del pintor surrealista canario, antes de suicidarse en 1957.

En los foros se aprecian valoraciones muy encontradas:

  • “Me he quedado impresionada!! Es una de esas películas, en la que luego tienes que pararte un rato a reflexionar. El director ha conseguido provocar sentimientos encontrados sobre el protagonista. Soy de Barcelona, y aquí la sala estaba llena. Me resultó muy interesante como han recreado la bohemia del Paris años 30. Espectacular la ocupación nazi de Francia. He leído que es la opera prima del Director Lucas F. No estamos muy acostumbrados a ver esta calidad en primeras películas. Por cierto la chica polaca, es impresionante. Hay que ver esta peli. Sin Duda”. Marisa, en Laycos.

  • “De vergüenza. Malísimo guión y peor dirección. Ni los mejores actores pueden hacer nada en estas circunstancias. Juliette, en Laycos.

  • “La verdad es que me parece que esta película despierta pasiones. Gente que le pone 5 estrellas y gente que le da cero. Me parecen posturas extremas. A mi no me gusto mucho la película pero bueno yo que he trabajado en cine se que cualquier película cuesta mucho hacerla y ha veces no queda todo lo bien que se hubiese querido. Por eso nunca pondré cero estrellas a nadie”. Julio, en Laycos.

La tónica es similar cuando intervienen críticos de cine:

  • La película ha logrado coproducción y ventas con numerosos países extranjeros, posee unos innegables méritos de producción y algunas escenas resultan visualmente llamativas, sin embargo, su guión presenta serias limitaciones y la puesta en escena es plana o innecesariamente enfática (sobre todo abusa de los planos en grúa) (Jairo López).

  • El País titula La paciencia petrificada, y señala que se trata de un homenaje al artista canario que formuló la teoría de la petrificación del tiempo…, pero en esta pasión surrealista, lo único que se petrifica es el tiempo (y la paciencia) del espectador. Tan sólo se desvela una verdad: el paisaje vertebral de cierto cine español que encuentra en lo pretencioso el mejor atajo hacia lo ridículo." (Jordi Costa: Diario El País).

Cartel de la película Óscar, una pasión surrealista. (Reportline y Mundo ficción)
  • “Debo reconocer que fui con esperanzas de ver algo bastante bueno, ya que la idea de cruzar dos vidas paralelas entre un pintor del surrealismo francés con una personalidad importante y una mujer con una enfermedad degenerativa en distintos tiempos me parecía una muy buena historia en potencia... pero como dije, la película empieza y todo se va al traste lastimosamente… No puedes hacer una película con pretensiones "surrealistas" de un modo tan tradicional, torpón, clásico y previsible. Los efectos no tienen sentido. La narración es lenta. Los planos no acaban nunca, son lacrimógenos y parece que estemos ante un melodrama lacrimógeno de esos que ponen los domingos por la tarde. (Kain, en Film Affinity).

  • ‘Óscar. Una pasión surrealista’ tiene algunos defectos que se quedan más en detalles que en aspectos genéricos del film. No se puede decir que sea fallida, pero sí que el director ha conseguido algo menos de lo que podría, que no ha llegado del todo a transmitirnos la fuerza que tienen las historias. Sin embargo, el film cuenta con un buen guión, actores importantes, y una producción muy trabajada. Por ello creo que se puede hacer una valoración tirando a positiva, además de que contribuye a rescatar la figura de un artista patrio que permanecía en el olvido” (Beatriz Maldivia, postgrado en Cinematografía (Filmmaking) en Estados Unidos, en “Blog de cine”).

  • “No es nada nuevo el que el séptimo arte aborde la biografía de un artista de manera lineal y monótona, siendo la mayoría de producciones de este subgénero historias con un final conocido. No es el caso de Oscar, una pasión surrealista que intercala en la trayectoria historia del surrealista canario Oscar Domínguez la búsqueda de una pintura que sucede en tiempo presente. Lejos de la desconexión entre ambas tramas, el modo de contar las historias, la aparición de inquietantes personajes comunes (Román y Roma) y elementos narrativos que sobrevuelan las dos tramas hacen del film un elemento compacto que llena cuando se sale de la sala.

    Admito que puede que no sea un plato para todos los gustos pero si estoy seguro que es unos de los productos con mayor proyección artística de este año. Los fans de Victoria Abril quedarán absolutamente satisfechos con su actuación así como del portugués Joaquim de Almeida al que le aplica un notable trabajo de caracterización a lo largo de la historia. (Hans, en Film Affinity).

  • Según Cortijo,  crítico de “ABC”, "Plomiza y aburrida, cuando no directamente ridícula”. "La ópera prima del tinerfeño (paisano de Domínguez) Lucas Fernández no aspira a ser una biografía al uso, salpicada con pinceladas de la espuma de los días vanguardistas de la época (véase «Frida»). En una decisión arriesgada pero fallida, el director incrusta en el cuadro un sfumato (o esfumado) en forma de ficción intrigante con crisis femeninas y depredadores mercantiles de por medio".

  • “Obviando la falta de fidelidad en cuanto a los acentos (curioso ver a un canario Óscar Domínguez hablando en París un castellano con acento portugués), puedo afirmar que esta película se me ha quedado bastante corta. Aunque no se me hizo en absoluto tediosa, me quedé con muchísimas dudas, sobre todo en cuanto al personaje del pintor. El director sólo se queda en la superficie. No da ninguna profundidad al personaje, y nos lo muestra como un personaje frívolo y con una sexualidad bruta, sin reseñar que parte de su dolor no es sólo un dolor existencial, alcohólico o esquizofrénico, sino que el propio pintor sufrió al final de sus días una dolorosa enfermedad: elefantiasis (de este dato me he tenido que enterar a través de la wikipedia, porque en el film ni se vislumbra).

    Por otra parte Victoria Abril me ha parecido un tanto sobreactuada. Sin negar que la enfermedad degenerativa que sufre (cuyo nombre tampoco se da a conocer) pueda ser muy dolorosa, tantos espasmos exagerados y cara de sufrimiento continuo llegan a cansar.

    La apuesta es interesante, sobretodo el paralelismo entre la vida de ambos protagonistas (Óscar en el pasado y Ana en el presente), pero pienso que se ha quedado en una obra incompleta que podría haber ofrecido muchísimo más. En ningún momento llegas a entender por qué a Victoria Abril le va la vida en encontrar el cuadro, ya que no se muestra ningún lazo directo y empatía entre la abogada y el pintor.

    Debo decir a favor de la película, que Joaquim de Almeida, una vez más, demuestra ser un buenísimo actor. Y un gran descubrimiento para el cine español la actriz que encarna a Roma (Paola Bontempi). Una pena que Emma Suárez, una actriz que me encanta, de la impresión de que "sólo pasaba por allí". (Amarant, crítica de Film Affinity).

  • “Lucas Fernández sorprende y convence con esta película que es fiel a su declaración de intenciones. El surrealismo, como corriente artística y como actitud ante la vida. Me ha resultado fascinantes el pintor canario y sus fantasmas interiores. De Almeida sabe envejecer en la pantalla y demostrar un profundo dolor interior.

    Por otro lado, si Fernández es un mal director, estará al final de la cola de los esperpentos españoles porque es una de las películas que más me han sorprendido del reciente cine español. Un aplauso a su valentía. La película no es un platillo para mentes simples e invita a la reflexión cuando se abandona la sala. Volveré de nuevo al cine para repetir. (Robocop de Film Affinity)

La polémica cinematográfica se mezcla con motivos extrínsecos, como subvenciones, intereses políticos y hasta pleito insular.

  • No se que pensarán ustedes pero, ¿no es triste que en Canarias los únicos que reciban ayudas y subvenciones sean los amiguitos de o lo que sea de y además tenga que ser algo acerca de Canarias o algún canario en particular? Y encima luego hacen esto, que no he visto la película, pero viendo las críticas parece que es para coger la cinta y usarla para envolver, pero de ninguna manera para mostrarla en cines. Estoy seguro que hay gente por ahí que podría hacer cosas más que interesantes, pero esos no le gustan a los de arriba, porque ni son coleguitas y tampoco van a promocionar algo de aquí… (Slay, en Canarias Bruta).

  • El film cuenta dos historias perfectamente armadas. A mi me atrajo más la ubicada en la primera mitada del siglo XX en Paris, pero ambas se casan muy bien. Es un interesante experimento el realizado por el director. Me ha resultado impresionante la interpretación del pintor surrealista que hace Joaquim de Almeida. A Victoria Abril, ya la conocemos en este rol de mujer desorientada y dura. Me cautivó mucho menos. Me encantó la música y la ambientación. En general, recomiendo a las visitas de este blog, que vean la peli. Ojalá tuviésemos más productos de esta naturaleza en el cine español. Por otro lado, aquí en Cataluña, también tenemos la triste costumbre de poner a parir todo lo que hacemos en la tierra. Es una pena. Veo que en Canarias pasa lo mismo. Animo y saludos todos los blogueros! (Anna, en Pochochos).

  • Soy un adicto a los comentarios de este Blog… Pero en esta ocasión, parece que la página está tomada por un club anti-fans del señor este que dirige la película. Yo ante tanto comentario adverso, he ido a ver la cinta, y tengo que decir, que me ha gustado; Me parece un guión interesante y muy correcto. No me ha gustado la Victoria Abril (pero lo cierto, es que nunca me llamó la atención ni en España ni en Paris). El resto de los actores están muy bien. En especial el portugués. Jamás pensé ver a un Almeyda tan sembrado en un papel dramático e intenso. Queridos compañeros, este blog es para hablar de cine, no para usarlo de excusa para dar caña a diestro y siniestro a los productores del Largometraje (gringos, franchutes o paisanos). Es una recomendación. Esta película, no está para un Oscar, pero es un trabajo muy decente con grandes actores, y una producción muy cuidada. Hay que verla. Y así lo aconsejo. (José, en Pochochos).

  • Parece que el comentario más sensato de todos es el de Josu. Tras leer todo lo escrito veo posts partidistas que presentan las críticas más negativas de la película (yo cuando por ejemplo leo fotogramas según quien firme la crítica me fío o no y en este caso es perfectamente extrapolable). Otros comentarios hablan de productoras, financiación, dinero negro… Cuando vi la película no pensaba que hubiera tanto mal rollo detrás y menos mal. ¡ME HA ENCANTADO! (Alejandra; en Pochochos).

  • Y la película está pagada por el gobierno de canarias”… “Y no se ve el Teide”… “y cogen a un portugues para hacer de canario”…”y la cadena Ser y el ABC dicen esto y esto”… Vamos señores más seriedad que se les ve el plumero a la legua. Abran las carteras y visiten las taquillas del cine que así va la industria cinematográfica española. ¡Que vergüenza de críticas! Esto no es serio. ¡La película es increíble! (Ayose, en Pochochos)

Mi impresión, de acuerdo con mis propios criterios y con las distintas valoraciones críticas expuestas aquí, es que, al margen de las críticas basadas en justificaciones extra-cinematográficas,  podría haber sido considerada como una gran película, por la fotografía, la escenificación, los ambientes históricos y costumbristas, la interpretación de los actores en su generalidad, la música, algunas escenas llamativas, como el progresivo color rojizo de la bañera, la rebeldía surrealista del psiquiátrico o el beso lésbico. Son medios muy bien manejados para ser una obra prima, pero se echa en falta un mayor gancho narrativo, y, sobre todo, mayor profundidad, que permitiera desvelar la especial psicología del pintor y relacionarla con su propia obra.



Síguenos en:

Gevic en Youtube

LEER MÁS EN FACEBOOK

 Visitas: Número de Visitas a www.GEVIC.net
--- Gran Enciclopedia Virtual Islas Canarias ---