Inicio El proyecto Guía orientativa Índice global Metadata Promotores y patrocinadores Juegos didácticos
Buscar
Búsqueda avanzada
Canarias
GEOGRAFÍA FÍSICA
NATURALEZA
DEMOGRAFÍA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
LOS GUANCHES
HISTORIA
ARTE
MÚSICA
LITERATURA
EL HABLA EN CANARIAS
COSTUMBRE Y VIDA
PENSAMIENTO Y CIENCIA
GALERÍA DE PERSONAJES
ACTUALIDAD
Islas
Glosario
Material Multimedia
Complementos
Ampliaciones
Léxicos
Datos Estadísticos
 
Complementos


Listado de complementos:
LA EVOLUCIÓN DE LA POBLACIÓN

La evolución de la población describe una clara tendencia al alza que es mucho más nítida en los años finales de la década de los noventa. Así pues, los primeros datos que se obtienen datan de 1787, dos años después de haberse segregado del municipio de Betancuria. Por aquel entonces Antigua contaba con 1.593 habitantes que se localizaban sobre todo en la capital principal y en los entornos de medianía. Los años venideros están marcados por el antiguo régimen demográfico en donde hay poco crecimiento real y las tasas de mortalidad y natalidad se sitúan por encima del 20 o 30%. De esta manera, en 1842, ya en el siglo XIX, se superan los 2 millares, pero se trata de una cifra que se tambalea debido a las epidemias y a las enfermedades existentes, letales en aquella época. Así, en los primeros años del siglo XX, cuando ha tenido lugar una revolución higiénico-sanitaria que disminuyó la tasa de mortalidad en toda España, la cifra de población sigue sin superar por mucho tiempo los 2.000 habitantes. De hecho, en 1940, con el inicio de la autarquía tras la guerra civil española, la cifra de población se reduce a 1.684 habitantes, aumentando ligeramente en 1950, en un período nefasto para los rendimientos agrarios. Esta cifra de población se explica con las bajas que tuvieron lugar en la guerra (donde muchos individuos tuvieron que ir a luchar a la península) y la necesidad de emigrar hacia otros territorios tanto del archipiélago canario como de África o Latinoamérica. Estos vaivenes se siguen repitiendo hasta que en el censo de 1981 se alcanzan los 2.041 habitantes y nunca se vuelve a descender de esta cifra. Es en este momento cuando se instaura un modelo económico que intenta modificar el hasta entonces existente, basado en la agricultura y la ganadería; no es otro que llegada del turismo, el cual comenzó a cristalizarse en La Caleta de Fuste, en donde se instaló un muelle deportivo. Así pues durante los ochenta tiene lugar un ascenso de la población que se explica por la demanda de trabajadores en los distintos puestos del turismo, los servicios y la construcción, lo que traerá, por supuesto, a población joven, enmarcada sobre todo entre los 19 y los 40 años de edad. En 1991 tiene lugar un freno (se pasa de los 2.749 a los 2.320 habitantes) propiciado por el regreso de los individuos empleados en la construcción y por la existencia de una pequeña crisis económica que afecta a todo el territorio español.

Sin embargo, a partir de 1998, tras el proceso de privatización general que tuvo lugar en todo el estado, tiene lugar una apuesta fuerte por el turismo, el cual aparece en una segunda revolución que, esta vez sí, traerá consigo ingentes cantidades de población, entre los que se incluyen trabajadores y turistas extranjeros. Esto se ve especialmente cuando se observa que del año 2002 hasta el 2007 la población pasó de 6.543 a 9.204 habitantes, muchos concentrados en toda el área de El Castillo.



Síguenos en:

Gevic en Youtube

LEER MÁS EN FACEBOOK

 Visitas: Número de Visitas a www.GEVIC.net
--- Gran Enciclopedia Virtual Islas Canarias ---