Inicio El proyecto Guía orientativa Índice global Metadata Promotores y patrocinadores Juegos didácticos
Buscar
Búsqueda avanzada
Canarias
GEOGRAFÍA FÍSICA
NATURALEZA
DEMOGRAFÍA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
LOS GUANCHES
HISTORIA
ARTE
MÚSICA
LITERATURA
EL HABLA EN CANARIAS
COSTUMBRE Y VIDA
PENSAMIENTO Y CIENCIA
GALERÍA DE PERSONAJES
ACTUALIDAD
Islas
Glosario
Material Multimedia
Complementos
Ampliaciones
Léxicos
Datos Estadísticos
 
Complementos


Listado de complementos:
TIPOS DE SUELOS SEGÚN SU COMPOSICIÓN

El suelo constituye el soporte básico de los ecosistemas terrestres. Dada su baja tasa de renovación, el suelo adopta un importante valor como recurso natural, valor que se refuerza ante su escasez en un entorno insular que, por sus características físicas, ha limitado en gran medida los procesos mediante los cuales se forma el suelo.

A grandes rasgos, los suelos de Tenerife presentan un bajo contenido en materia orgánica, escasa actividad biológica, reacción alcalina, texturas francoarenosas y procesos de precipitación química de carbonatos y sulfatos.

La gran diversidad climática y topográfica que presenta la isla de Tenerife tiene como consecuencia una notable variedad de tipos de suelo, que se reparten siguiendo una secuencia de altitud en las diferentes vertientes:

En la vertiente meridional, las condiciones litológicas que influyen en la formación de suelos son, a grandes rasgos muy semejantes, con secuencias basálticas y materiales piroclásticos que apenas proporcionan diferencias en los suelos, siendo el factor climático y topográfico el más influyente.

En la vertiente septentrional existen, igualmente, condicionantes climáticos y topográficos que influyen en el tipo de suelo, a los que se añaden los factores litológicos debido a la mayor antigüedad de los materiales que forman los Macizos de Anaga y Teno. A grandes rasgos, existe una distribución de suelos semejante a la meridional.

La clasificación de suelos empleada para el análisis edafológico de Tenerife se basa en la Soil taxonomy (USAD. 1985) realizada por Fernández Caldas et al (1982).

  • Alfisoles: Grupos de suelos muy evolucionados, con alto contenido en materiales arcillosos y con estructura bien desarrollada en la que se diferencian los horizontes con claridad. Están formados sobre materiales jóvenes, al igual que la mayoría de suelos de la Isla. Su perfil indica la alternancia de períodos lluviosos y poco cálidos con otros más secos.

  • Aridisoles: Suelos jóvenes formados sobre materiales recientes y/o difíciles de alterar. Soportan numerosos tipos de vegetación, si bien la más característica es los matorrales de cumbre en zonas de altura, apareciendo intercalados localmente con los suelos vertisoles, dando lugar a matorrales costeros. Son suelos poco evolucionados.

  • Entisoles: Se trata de suelos muy jóvenes, formados sobre materiales recientes y/o difíciles de alterar, con  abundantes líquenes y vegetación arbústica de escaso porte. Son, por lo tanto, suelos poco evolucionados. Son los más abundantes en Tenerife.

  • Inceptisoles: Son los segundos en importancia dentro de los suelos tinerfeños. Son suelos algo más evolucionados que los entisoles, aunque su ausencia de madurez es notable, presentando numerosas semejanzas con la roca madre. Cuando se localizan en pendientes, su erosión es relativamente fácil.

  • Sorribas: Se denomina así a los aportes de terreno, suelos y mejoras edáficas que se realizan en amplias zonas de Tenerife, con el fin de cultivar en suelos de escasa capacidad agrícola. Por tanto, se trata de suelos artificiales creados para cultivo. Normalmente se localizan sobre suelos con problemas para cultivar, como son las coladas volcánicas recientes, los suelos sódicos, aridisoles y entisoles.

  • Ultisoles: Suelos muy fértiles, con elevado contenido en materia orgánica y fósforo, mostrando grandes semejanzas con los alfisoles. Se caracterizan por tener gran capacidad de absorción de la humedad y buenas condiciones de drenaje, siendo los más evolucionados del conjunto de suelos que existen en la Isla. Suelen localizarse en zonas húmedas, ocupando la vertiente norte de Tenerife.

  • Urbano: Suelo que, según el planeamiento municipal, se considera apto para edificar, es decir, cuenta con calles, abastecimiento y evacuación de agua, además de suministro de energía eléctrica. Para cualquier construcción que se quiera realizar en este tipo de suelo, se necesita obtener la licencia municipal, que la otorga el propio Ayuntamiento.

  • Vertisoles: Se caracterizan por un alto contenido en arcillas y por una desecación de su perfil que ocurre en las estaciones más cálidas. Son suelos que se desarrollan sobre materiales muy antiguos. En Tenerife se localizan entre la Punta del Hidalgo y la Punta del Fraile, en el suroeste de Santa Cruz de Tenerife y en zonas comprendidas entre Guía de Isora y Adeje.



Síguenos en:

Gevic en Youtube

LEER MÁS EN FACEBOOK

 Visitas: Número de Visitas a www.GEVIC.net
--- Gran Enciclopedia Virtual Islas Canarias ---