Inicio El proyecto Guía orientativa Índice global Metadata Promotores y patrocinadores Juegos didácticos
Buscar
Búsqueda avanzada
Canarias
GEOGRAFÍA FÍSICA
NATURALEZA
DEMOGRAFÍA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
LOS GUANCHES
HISTORIA
ARTE
MÚSICA
LITERATURA
EL HABLA EN CANARIAS
COSTUMBRE Y VIDA
PENSAMIENTO Y CIENCIA
GALERÍA DE PERSONAJES
ACTUALIDAD
Islas
Glosario
Material Multimedia
Complementos
Ampliaciones
Léxicos
Datos Estadísticos
 
Complementos


Listado de complementos:
ELABORACIÓN DEL GOFIO

Para la elaboración del gofio, tostaban primero el grano, a diferencia de lo que se hace con la harina para el pan. Principalmente era cebada y, también, un trigo especial. En la actualidad, además del trigo, se emplea el “millo” o maíz. Lo hacían en tostadores de barro, una especie de recipiente amplio, en forma de plato o bandeja. Luego, molían el grano tostado con un molino de piedra. El resultado es una harina tostada, capaz de mezclarse con cualquier líquido para comerla.

Esta harina tostada tiene la ventaja de su uso duradero. Por eso, ha sido utilizada como alimento básico en situaciones especiales, por ejemplo, para los largos viajes en el mar o para situaciones de aislamiento, tales como el envío solidario que la población canaria hacía con los saharauis refugiados en el desierto.

El gofio, además de mezclarlo con la leche u otros alimentos potables (potajes), se solía y se suele amasar con agua en un zurrón de “baifo” (cabrito), llegando a formar una masa sólida ovalada, que se trocea. Con posterioridad, tras la Conquista, ha existido la costumbre de mezclarlo con azúcar, miel o plátanos, a modo de turrón o postre.



Síguenos en:

Gevic en Youtube

LEER MÁS EN FACEBOOK

 Visitas: Número de Visitas a www.GEVIC.net
--- Gran Enciclopedia Virtual Islas Canarias ---